Blog

3 consejos para vender más gracias al copywriting

curso copywriting
Blog24 de septiembre, 2020

Si estás acá es porque ya te enteraste que el copywriting te puede ayudar a aumentar tus ventas, o bien necesitás vender más y no sabes cómo hacer.

En cualquier caso, este artículo te va a servir.

Te voy a contar por qué el copywriting es tan importante (y decisivo) a la hora de vender más (o menos), y qué tenés que tener en cuenta para comenzar a aplicarlo en tu negocio.

Primero, lo primero.

El copywriting se usa para vender

Si aún no sabés qué es, exactamente el copywriting, te lo resumo: es la capacidad de escribir de forma persuasiva cualquier tipo de texto para lograr que el lector (probablemente tu cliente ideal) realice una acción.

Escribir escribe cualquiera. Escribir y vender… no todos.

Puede que en este momento estés pensando “no entiendo de qué va esto, si yo cuento lo que vendo, las características, y ya está”.

Bueno… no

Según la RAE, la persuasión se trata de “inducirmover a alguien con razones a creer o hacer algo”.

Sí, socialmente la palabra persuasión tiene una connotación un tanto negativa, no vamos a engañarnos. Pero si lo pensás desde la lógica, todos, la mayor parte del tiempo, estamos tratando de persuadir a alguien de hacer o creer algo (incluso a vos mismo, cuando querés levantarte 7:00 am a entrenar para ser “fitness”).

Cuando el poder de la “buena” persuasión (así la vamos a llamar para que no piensen que estamos manipulando) se junta con la escritura, nace el copywriting.

Explicame, si no, cómo querés que las personas conozcan tu servicio o producto y se animen a comprarlo…

El copywriting se sirve de la psicología humana lógico-emocional para apelar al lado racional del cerebro a la vez que utiliza otras técnicas, como el lenguaje cercano y personalizado, para despertar la emotividad.

Y si bien es verdad que las personas hoy en día somos más críticas gracias a la democratización del conocimiento, también es cierto que seguimos comprando, nos demos cuenta o no, desde nuestro lado más emocional (por más que queramos convencernos de lo contrario).

El objetivo del copywriting es vender (pero no siempre de manera directa)

¿Qué quiero decir con esto? Cuando vos invitás a alguien a que se suscriba a tu newsletter, no le estás vendiendo en ese momento, pero tu objetivo final va a ser que te compre. El copywriting está en cada una de esas fases o etapas, desde que una persona llega a, por ejemplo, un anuncio de tu negocio, hasta que concreta la compra y recibe un correo de agradecimiento.

  • Newsletter y campañas de e-mail marketing
  • Anuncios
  • Promoción por redes sociales
  • Guiones de tu canal de YouTube

En todo eso ¡y más! está el copywriting (o debería).

Técnicas de copywriting para vender más

“La palabra escrita es el recurso más poderoso en todo el universo”.Gary Halbert

1-Conectar con la necesidad de tu cliente ideal

Conocer a tu cliente ideal es fundamental si querés aplicar copywriting en los textos de tu negocio, porque querer venderle a todos es terminar vendiéndole a nadie.

Hoy en día, las personas ya no se detienen a leer lo que ven, sino que primero escanean la información. Y si les gusta, interesa, o moviliza, frenan y lo leen (quizás hasta el final). Es decir, si conectan con ese escrito, lo van a leer.

Por lo general, las personas buscan o consumen la información que les aporte algo: una solución o un conocimiento, por ejemplo.

Si sabés:

·Quién es tu cliente ideal

·Qué beneficios o soluciones le aporta tu producto o servicio

Vas a poder conectar con él, porque le estarás hablando de algo que lo interpela, que le interesa, que le remueve ese dolor o problema que acarrea.

Hablar de cómo podés ayudarlo a través de las técnicas del copywriting hará que no solo te lea, sino que también, en un gran porcentaje, te compre.

2-Expresar tus ideas de la manera más concisa y directa posible

Que alguien se detenga a leer tus textos no significa que vaya a dedicarte todo el tiempo del mundo. Es más, si en algún momento lo que lee le parece aburrido o irrelevante, ya se fue.

Por lo tanto: no basta con conectar sino escribís de manera directa y breve.

Las personas no quieren vueltas.

Quieren economizar su tiempo.

Para transmitir tu mensaje y lograr que tu cliente ideal te lea, podés optar por:

  • Hacer listas con los beneficios o características.
  • Escribir en frases cortas para mejorar la lectura y comprensión de tus textos.
  • Hacer párrafos de hasta 3 renglones máximo.
  • Editá y eliminá todas las palabras vacías o frases que no aporten a la idea principal.

3-Sé claro con el llamado a la acción

En este sentido, es como agarrar un auto e ir hasta donde vos querés que vaya tu cliente.

Internet nos abruma de información, anuncios, contenido y posibilidades, por lo que la capacidad de concentración de las personas es cada vez menor, conscientemente o no.

Puede que lo que querés venderle le interese o le solucione un problema que ya no soporta más, pero si, por un anuncio, una mosca o un sonido, tu potencial cliente se despistó… Va a costar mucho que haga clic en “comprar”, porque ya su mente se fue hacia otro tema y, como decimos en el mundo del marketing y ventas, “se enfrió”.

Para disminuir las probabilidades de que un potencial cliente se enfríe y se vaya sin comprar (cuando ya estaba a punto de hacerlo), dejá muy, muy, ¡muy! en claro, qué tiene que hacer, dónde tiene que tocar para poder finalizar la compra.

No se la compliques.

Si tiene que averiguar cómo puede pagar o en cuál de los 10 llamados a la acción que pusiste tiene que tocar comprar… ¡lo perdiste!

Evitá que tu potencial cliente tenga que trabajar por vos. Decile qué hacer, dónde y cómo para comprar. Fácil, simple, directo. Sin fricciones.

En tus call to action o llamados a la acción, implementá:

· Reemplazar adjetivos por verbos 

· Descontracturalos con vocabulario informal o personalizado

En conclusión

Si utilizás las técnicas y prácticas que te propone el copywriting en tus textos, vas a lograr estimular a tus lectores un movimiento de compra.

Escribí en Twitter, en Facebook: frases cortas, largas, de diferentes formatos e implementando diferentes técnicas.

Probá cuál es la que mejor se adapta a tu potencial cliente, con cuál te sentís más cómodo y cuál tenés que mejorar para potenciar los textos de tu negocio.

Te recomiendo que empieces a practicar desde ya. Porque a escribir, como todo, solo se aprende escribiendo.

¿Ya venías haciendo algo de esto? Contame en un comentario


Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *