SEO

Hace ya un tiempo el marketing de contenidos es lo que más clientes trae. Lo sorprendente es que, aunque pasen las plataformas, las redes sociales y las tendencias, el blog sigue siendo una gran herramienta a la hora de aportar contenido de valor y aumentar tu audiencia y visibilidad. 

En este artículo te cuento todo lo que tenés que saber para crear artículos atractivos y efectivos.

“Los marketers que usan blogs obtienen un 67% más de prospectos que aquellos que no los usan”. Fuente: Hubspot

Cómo crear y pensar contenido para tu blog

Uno de los problemas con lo que podés toparte a la hora de crear tu blog es de dónde sacar ideas de contenido. Al igual que para las redes sociales, la clave para nunca quedarte sin ideas es saber organizarlas y prestar atención.

Para encontrar ideas de contenido, podés:

Analizar a tu competencia:

Fijate qué temas aborda y cómo podrías hacerlo vos desde tu perspectiva o desde el enfoque de tu negocio, cuáles otros te parecen importantes o que hacen al universo de tus productos o servicios.

Comentarios, opiniones, preguntas:

Prestá atención a los comentarios que hacen los consumidores o interesados, ya sea en las redes de tu competencia como en las tuyas. ¿Qué desconocen? ¿Sobre qué piden más información? ¿Qué tema les genera dudas? Anotá estas ideas, palabra por palabra. El objetivo es generar ideas. 

Hacer un mapa de contenidos:

Esta técnica sirve para desglosar en contenidos más específicos y pequeños los grandes territorios de contenido que se asocian a tus productos o servicios. Por ejemplo, si vendés asesorías para emprendedores, de la palabra “emprendimiento” podés sacar temáticas que estén vinculadas como, por ejemplo: productividad, finanzas, gestión del tiempo, y así sucesivamente hasta llegar a una temática que se pueda abordar en un solo artículo de blog.

Hacer un brainstorming:

Esta herramienta consiste en simplemente volcar en un Word u hoja todos los temas que se te ocurren, que se te vienen a la cabeza y que creés que podrías trabajar en tu blog. Lógicamente, no todos van a servir, pero vas a poder identificar los que sí tienen potencial, y lo que es mejor aún, vas a encontrar temas y conexiones que antes no habías visto. 

Extra: Si ya tenés un blog y estás en busca de mejorarlo, leé sus estadísticas y fíjate qué contenido fue más leído o mejor recibido por tu audiencia y ¡seguí por ahí!

Cómo escribir un artículo de blog

Para escribir un artículo de blog que atraiga personas alineadas a tu negocio y que sean posibles consumidores de tus productos o servicios, es importante que el contenido de tus artículos no solo sea entretenido, sino también verídico, y fundamentalmente, que esté curado, es decir, que vos lo cuentes y expreses de una manera única frente a lo que hacen los demás. Tal vez es tu perspectiva sobre el tema, tal vez es tu sentido del humor, lo esencial es que tus artículos tengan “algo” que los otros no tienen, ese “algo” que te hace diferente. 

Para encontrar contenido de calidad, es importante que te fijes, en los artículos y contenidos que elijas como fuentes, en la fecha de publicación (para ver si es información actualizada), qué sitio lo publicó (para ver si es fiable) y quién es su autor (para averiguar más sobre él, si se puede).

Siempre es bueno incluir fuentes con “datos duros”, sobre estudios, análisis, estadísticas, etc, ya que aportan credibilidad, autoridad y confianza. Podés buscar estudios científicos relacionados al tema, presentaciones, infografías, y estadísticas. 

La mejor estructura para un artículo de blog

Una vez que ya tengas la información, tenés que empezar a redactar y a crear tu artículo de blog. En este punto, te sugiero hacer primer un borrador para organizar el orden de las ideas, el punto de partida y el punto de cierre. Esto te agilizará el proceso y evitarás perderte o extenderte demasiado donde no aplica.

La mejor manera de estructurar un artículo de blog (y cualquier texto) es siempre continuar la lógica del cerebro: 

La persona primero leerá el título (atención)

Si le atrae, querrá ver de qué va el artículo (introducción)

Si le interesa, lo seguirá leyendo (cuerpo)

Al finalizar, querrá saber las conclusiones más importantes (cierre)

Para que esto suceda, necesitamos servirnos también de ciertos detalles como el dinamismo, el formato, los espacios para dar sensación de “lectura rápida”, y demás.

  • En el título, asegurate de apelar a un beneficio, una solución o a la curiosidad; que se entienda bien de qué temas vas a hablar en el artículo. Hacer un artículo vendedor pero engañoso no sirve porque nadie terminará leyendo el artículo y, muy por el contrario, se enojarán con tu marca por hacerlos perder tiempo.
  •  En la introducción, presentá el tema, pero también comenzá a destapar tu punto de vista acerca del mismo. Si la persona coincide o siente interés, seguirá leyendo. Si siente que es “un artículo más”, ya se fue. 
  • En el cuerpo, colocá todo el contenido de valor, pero tené en cuenta hacerlo “leíble”: poné negritas, aumentá el tamaño de los subtítulos, hacé párrafos de máximo 5 renglones. Ahí es donde reside el corazón de tu artículo, y tenés que lograr que la persona quiera leerlo para que pueda llevarse el contenido que tenés para aportarle. 
  • En la conclusión, retomá los puntos y detalles más importantes del artículo para que el lector se quede con lo fundamental; en el caso de que haya alguien que simplemente “ojeó” el artículo, irá directamente a ese sector a sacar la información más relevante.

SEO: Cómo hacer tu artículo aparezca en Google

SEO

Así no seas un experto, es fundamental que optimices el SEO básico de tus artículos para que comiencen a posicionarse en Google.

Habrá ciertas palabras clave por las que las personas buscarán contenido que se encontrará en tu blog. Por ejemplo, si hablás de emprendimiento y hacés un artículo sobre productividad, las palabras clave podrían ser: productividad emprendedora, aprovechar el tiempo, emprendimiento rentable, etc. 

Hay algunos detalles que podés implementar vos sin tener conocimientos avanzados en SEO, como: 

  • Colocar tu palabra clave elegida (o frase) en la URL del artículo. 
  • Escribir la metadescripción incluyendo la palabra clave.  Si bien no afecta en la posición de tu sitio web en los resultados de búsqueda, sí influye en el número de visitas.
  • Incluir la palabra en el título de la página, en los encabezados y subtítulos (que no quede forzado, puede no estar en todos; intentá que sí esté en la mayoría).
  • Si vas a poner un link a otra página, ya sea dentro de tu web o externa, colocá el url asociado a una oración con las palabras clave. 
  • Agregá imágenes para hacer más dinámico el texto, y poneles un nombre con las palabras clave.

Conclusión

No importa si te considerás mal escritor, o una persona poco creativa a la hora de crear contenido. Si seguís estos pasos, vas a crear un sistema que te permitirá crear contenido de calidad y estratégico para llegar a más potenciales consumidores de tus productos y servicios y aumentar visibilidad en Google. 

Y si todavía no te llevás tan bien con esto de crear contenido para las redes de tu negocio, este curso te va a interesar.

Comparti este posteo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tarifario copywriting

Copyright © 2020 ~ Luciana Chippano.
Política de privacidad y Política de cookies.