Blog

Cómo ser redactor freelancer

Redactor Freelancer
Blog17 de agosto, 2020

Cómo vivir de escribir, cómo convertirte en redactor digital o en redactor freelance es la pregunta que más se repite desde que me convertí en copywriter

En este artículo te cuento todo lo que podés hacer para empezar tu camino como redactor online.

Sí, es cierto que el sueño de muchos es “vivir de escribir”; y si bien es posible (yo y muchas más personas vivimos de esto), al principio el camino puede ser… un poco desalentador.

Por eso estoy escribiendo el artículo que me habría gustado leer cuando comencé: qué hacer para poder vivir de escribir.

Eso sí: no tengo fórmulas mágicas ni trucos increíbles para darte; te voy a contar qué cosas son las que pueden facilitarte el camino o ayudarte a llegar a tu objetivo, y cuáles mejor no hacer para evitarte perder tiempo y dinero.

En este artículo vamos a ver:

  1. Tus primeros pasos
  2. Cómo conseguir clientes
  3. Consejos a la hora de redactar
  4. Errores que debés evitar

Cómo crear un porfolio: tus primeros pasos como redactor freelance

Para empezar tu carrera en el mundo freelance (cualquiera sea la profesión), es importante que te mentalices para:

·Ser constante en tus acciones: si te proponés trabajar 100% como redactor digital, tenés que saber que eso no sucederá de un día para el otro, por lo que deberás trabajar por ello durante un tiempo hasta comenzar a ver los verdaderos frutos.

·Mostrar y ofrecer lo que hacés: asistir a eventos de networking, presentarte, estar atento en conversaciones en eventos, entre familiares, amigos, etc, para contar en qué estás trabajando (cuando lo amerite).

Para facilitarte estos dos puntos, te recomiendo: ·Armar un plan de acción estratégico: en Internet hay mucha información sobre este tema, y leyendo un poco ya podrás descubrir cómo hacer el tuyo. Esto te servirá para delinear qué acciones tenés que hacer para alcanzar tus objetivos. Te recomiendo este artículo de Lucía Jiménez Vida.

·Trabajar y que nadie te pague: ¿Qué? ¿Te estoy diciendo que trabajes gratis? Bueno… sí y no. Para que alguien te contrate, tenés que tener un porfolio en el que muestres tus trabajos.

¿Cómo creés que van a contratarte si no saben cómo escribís, si no tienen un lugar donde ver tu estilo, tu gramática?

Con trabajar gratis me refiero a trabajar para vos mismo, para tu futuro como profesional.

¿No tenés ningún cliente? ¡Creá tus propios proyectos! Podés hacer una lista sobre temas que te gustan y escribir un artículo, una columna, algún texto sobre eso para ir llenando tu porfolio. No importa que no haya alguien pagando detrás, importa la calidad de lo que estás mostrando.

Asegurate de que cada texto tenga un concepto, un objetivo, un proceso de edición… Simulá un proceso de trabajo real (esto también te va a servir para no enloquecer cuando te lleguen tus primeros pedidos).

Para crear tu porfolio, podés utilizar herramientas como:

·Crear tu propio blog en WordPress.

·Publicar textos en la sección “lectores” de alguna revista que te guste y tenga que ver con la temática que querés tratar.

·Instagram, incluso, puede ser perfectamente el lugar para mostrar cómo escribís.

·El archivo Power Point o PDF de toda la vida.

Lo que importa del porfolio no es el formato en sí, sino tener un lugar a donde enviar a quien está interesado en tus servicios para que pueda ver tus diferentes maneras de escribir y cómo ejecutás diversas ideas por escrito.

Te recomiendo elegir especializarte solo en tres o cuatro temáticas, para que también te sea más fácil conseguir los clientes con los que te gustaría trabajar.

Cómo conseguir clientes como redactor freelance

Este es el tema que más te interesa, ¿no?

Vamos directo al punto: conseguir clientes lleva su tiempo. Es una tarea fundamental de cualquier freelancer, a la que necesitás dedicarle una gran parte de tus horas disponibles (al menos al principio).

A grandes rasgos, hay dos maneras de conseguir clientes:

·Por plataformas de trabajo freelance: de estas páginas hay miles, las más conocidas son: Fiverr, Upwork, Workana, Freelancer… La ventaja de estas plataformas es que te unen directamente con aquellas personas o empresas que están buscando alguien que escriba para ellos, y así no tenés que navegar por todo Internet buscando clientes. La desventaja, sin embargo, es que, en líneas generales, buscan el precio más bajo. Si te eligen, es probable que sea por tu bajo costo y no por la calidad de tus contenidos. Te va a servir para dar tus primeros pasos con clientes reales y adquirir experiencia.

Te recomiendo que dediques más tiempo en la opción que te cuento ahora. Puede ser un poco más lenta, pero al final es mucho más rentable y satisfactoria.

·Por tu cuenta, con el marketing de contenidos: Esto significa comenzar tu marca personal, tener una identidad visual, un Instagram laboral, página web, etc. De esta manera, las personas que te soliciten presupuesto o te consulten por tus servicios serán aquellas que realmente conecten con tu manera de escribir y tratar un concepto de manera escrita, y las probabilidades de que te contraten a un precio mayor que el estipulado en las plataformas son más altas. Además, al ser clientes que has buscado estratégicamente con tu plan de acción, disfrutarás más los encargos y proyectos.

BONUS: Dos maneras (poco) recomendadas de conseguir clientes como redactor digital.

Te voy a hacer dos recomendaciones puramente personales y basadas en mi experiencia. Son dos “técnicas” que, en mis comienzos, pocos recomendaban, y, sin embargo, a mí me funcionaron por mucho tiempo.

· Escribir para otros con tu nombre: gratis, sí (todavía). Podés contactarte con personas que ya tengan cierta reputación y reconocimiento en el área al que te gustaría enfocarte (y que tengan seguidores que podrían ser tus clientes) y ofrecerles escribir un artículo de un tema de interés para su audiencia. De esta manera, estarás aportándole contenido a su sitio y obteniendo difusión gratuita frente a personas que pueden necesitar tus servicios.

· Estate atento a los grupos de Facebook: Polémico, ¿no? En los grupos de FB hay de todo… Pero con una investigación podés identificar en cuáles puede haber potenciales clientes, y en cuáles vale la pena estar… Si, por ejemplo, te gustaría escribir artículos de blog sobre psicología o desarrollo personal, podés pedir sumarte a los grupos de profesiones relacionadas a la temática, y estar presente en los debates, conversaciones, y demás. OJO, siempre comentá sobre temas que se relacionen con lo que vendés: creación de contenido, escritura, etc… Te aseguro que, si tenés tu perfil optimizado, te va a llegar más de una consulta por tus servicios. Eso sí, tenés que dedicar un tiempito a figurar en las conversaciones.

Al momento de hacer estas acciones, asegurate de tener tu porfolio o página web ya diseñada y en funcionamiento, para que puedan conocer más sobre vos y tus servicios si así lo quieren.

Consejos a la hora de redactar

· Tené en cuenta el SEO: Para algunos formatos de texto, como los artículos de blog, por ejemplo, es muy importante tener, al menos, conocimientos básicos de optimización para posicionamiento en buscadores o SEO. ¿Cómo van a llegar al artículo que escribís si no lo encuentran en Google? Perdés muchas chances de que cumpla su objetivo. Si el tema te interesa y querés formarte como redactor especializado en SEO, ¡genial! Vas a tener un plus en tu propuesta como redactor online. Si no, aprendé al menos los conceptos de optimización básicos, para que el trabajo que entregues esté completo.

Eso sí, comentale siempre a tus clientes todo lo que agregues a tu entrega final, porque eso les hará ver que sos un profesional comprometido con tu trabajo. Muchas veces pasarán estos detalles por alto, no porque no lo valoren, sino porque, simplemente, ¡no saben!

· Revisá TODO antes de enviar: Una vez que hayas terminado un texto, es muy importante que te tomes el tiempo de revisar. Un error gramatical lo podemos tener todos, pero cuando trabajás de redactor digital, se puede percibir como falta de profesionalismo.

Si tenés dudas respecto a alguna palabra o uso gramatical, podés consultar siempre en la RAE o Fundéu, o en Google, que ¡siempre tiene la respuesta!

Te recomiendo hacer tres instancias de revisión: una con el corrector digital, otra manual, y una última leyendo en voz alta todo el texto.

Errores que es mejor evitar como redactor digital

·No rebajes demasiado tus precios: yo sé que, cuando recién comenzás este camino, lo único que importa es tener clientes, sin importar de qué temática, bajo qué condiciones o a qué precio. Y puede que para los inicios te sea útil cobrar poco para ganar experiencia; aun así, te recomiendo que, poco a poco, vayas aumentando tus precios hasta llegar a un valor con el que trabajes conforme. ¿Por qué? Porque trabajar por poco dinero durante un período prolongado hará que, a la larga o a la corta, te frustres por no ver ingresos que coincidan con la cantidad de horas que trabajás, y peor aún:  que te hagan abandonar la profesión.

Ponerle el valor que vos considerás correcto y rentable a tus servicios te hará trabajar más motivado, enfocado y, por sobre todo, mejor. Los resultados serán de mejor calidad.

·No tomes demasiados proyectos a la vez: cuando sos redactor freelancer, a veces tenés solo un proyecto, ¡y a veces te llegan de a 10! Es importante que vayas calculando cuánto tiempo te lleva cada proyecto, para que así puedas saber decir basta, o informar de que comenzarás a trabajar en un encargo a partir de determinada fecha. Si te saturás los días, vas a terminar quemado y agotado mentalmente, y te vas a frustrar por no tener la libertad que creíste que este trabajo te daría. Lo peor que puede pasar es que entregues trabajos mal terminados: con poca creatividad, con errores de ortografía… Y eso es arriesgarte a perder un cliente.

Conclusión

Trabajar como redactor digital freelancer es un camino lleno de aprendizajes.

Nunca vas a dejar de aprender cómo conseguir mejores clientes, o a qué hora del día tenés más creatividad.

Lo importante es que no te desanimes al comienzo, y que sepas que cosecharás los frutos si trabajás con constancia y por objetivos claros.

¿Ya sos redactor freelancer o estás en camino a serlo? Contame en un comentario


Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *